Poemas Lugareños

Publicado en 1937

Rodeado de montañas
siempre yo he vivido,
y este vivir me ha dado
un dulce sedativo:
el consuelo grato,
tan grato como antiguo,
de estudiarme el alma,
de vivir en mí mismo.

“El hombre que vive entre montañas”.

Poemas lugareños, 1937. (Fragmento).

EL ALJIBE DE LA PLAZUELA

Retratando luna… retratando estrellas
…retratando soles y baldes y doncellas.

“Dísticos”. Poemas lugareños, 1937.

PIEDRA BLANCA

I
Huerta y arroyo y senda, que ha bendito
principesca planta:
la de don Leopoldo Lugones, cuyo estro
se fortificó en tu sol, oh, Piedra Blanca.
II
Y diré también que un claro día,
en que a febrero amaba una chicharra,
se abrió a tu vida, y a tu cielo,
La vida de quien hoy te canta.

 Poemas Lugareños, 1937. (Fragmento).

EL RINCON DEL ESTE

Avanzado entre lomas, das a Merlo
por caridad el alba;
ella aclara primero tus umbrías
y tu piedra, y tu agua.
Entre dos arroyos -brazostu modestia se hamaca;
lugar del molle rudo,
lugar de la pirca y de la cabra,
lugar donde sólo álamos verdes
son tu aristocracia.

Poemas Lugareños, 1937. (Fragmento).

CERRO DE ORO

¿Dónde, dónde caserío
tiene tu cerro de oro?
¿Dónde, dónde de tu nombre
está el metal sonoro?
¿Será en la caña de tus trigos?
¿Será en la flor de tus aromos?
¿Será en el bucle de una niña?
¿Será en el pelo de unos choclos?
Dime ¿dónde, caserío,
Tienes tu cerro de oro?

Poemas Lugareños, 1937. (Fragmento).

VILLA DE LARCA

Dame tu paz, tu paz y tu silencio
Para aromar mi amor, villa de Larca.
Dame la modestia de tus tapias. Dame
tus palmeras numerosas y altas,
Para soñar con Arabia y con beduinos
En la puntana luz de esta comarca.

Poemas Lugareños, 1937. (Fragmento).